Saltar al contenido

Magia verde para el dinero

magia verde para conseguir dinero rapido facil de forma sencilla con hechizos poderosos eficaces y gratis

¿Necesitas salir delante de una crisis financiera y no encuentras la forma?… La magia verde para el dinero puede ser una alternativa infalible, si tomas en cuenta algunos consejos y recaudos para que todo funcione bien.

Realizando los procedimientos correctamente, la brujería puede ser la aliada que, protegerá tu economía dándote esa salida positiva, que podrá evitar caigas en un pozo, muy difícil de escalar.

Los resultados que deparan estos rituales son muy esperanzadores, el universo de las plantaciones es inconmensurable y tú tienes al alcance de tus manos, cada hierba y flor necesitada, para que pongas en  marcha tu pedido de prosperidad.

Rituales de magia verde para atraer el dinero

Cada vez son más las personas que, ahogadas por la crisis financiera, recurren a diversos conjuros, para entrar en la vorágine de la magia verde. Puedes valerte de todo tipo de hechizos y plantas para conseguir que, tus crudas necesidades, se hagan realidad.

Las horas nocturnas son ideales , junto a ciclos de lunas llenas, para dar curso a estos rituales de magia negra y magia blanca, ya que la energía del reino vegetal reúne toda su potencia y encanto, precisamente, en esas horas.

Escribiré para ti una serie de sortilegios que te atraparán. Prepárate, ¡que aquí vamos!

1. Ritual con flores blancas para ganar

La parte fundamental de este procedimiento es tu propia energía. Ni aún pidiendo, debes enfocar tu necesidad, siendo quejoso o con pensamientos negativos. Da excelentes resultados para apuntalar un negocio que se derrumba. Hazlo con fe.

Necesitarás:
  • Un altar o mesa
  • Flores color blanco
  • 12 monedas doradas
  • Un pote de cristal
  • Un candelabro y vela verde
  • Un candelabro y vela blanca
  • Un imán
  • Trocitos pequeños de hierro
  • Plantín de la muerte santa
  • Una bolsa de papel marrón
  • Un lapicero color verde
  • Pegamento
Procedimiento:
  • Prepara cuidadosamente el altar previsto para la ceremonia.
  • Ubica el plantín de la muerte santa, en el pote cristalino y rodéala con las 12 monedas doradas.
  • Disemina las partículas de hierro cerca del imán, para adherirlas al mismo junto a las monedas.
  • En el interior de la bolsa de papel escribirás con el bolígrafo verde, la cantidad estimativa de dinero, que deseas conseguir con el conjuro.
  • Enciende la vela blanca en su candelabro en el lado derecho del altar y haz lo mismo con la vela verde y su candelabro, ubicándolos del lado izquierdo.
  • Con recogimiento y serenidad dirás con emoción la siguiente oración:

“Escucha mi pedido ferviente, oh, sagrada San la Muerte, poderosa y complaciente de mis necesidades. No me lleva a ti la ambición desmedida sino el apremio por el cual estoy pasando. Te entrego la luz de esta vela verde, para que resplandezca mi petitorio y la luz de esta otra vela blanca para que guíe tu concesión, en un marco de generosa actitud. Así se haga.”

  • Ahora, guardarás dentro de la bolsa, las flores blancas y el imán con todo lo adherido.
  • Cerrarás la bolsa herméticamente y la sellarás con pegamento.
  • Dejarás que las velas se apaguen y como ha quedado todo sobre el altar, las mantendrás allí por espacio de una semana.
  • En ese lapso novedades de llegada de mejoras económicas aparecerán.
  • Cuando eso ocurra, descarta cada cosa del ritual, de manera adecuada.

2. Hechizo con ruda y vela para las finanzas

La ruda es mágica por sí misma y la vela verde rompe trabajos que te hayan hecho atentando contra tus finanzas. Un eficiente y fácil embrujo que te hará salir de bancarrota.

Necesitarás:
  • Un plato de escaso tamaño
  • Cerillas
  • Un lápiz sin usar color negro
  • Una bolsa pequeña de papel blanca
  • Tres ramas de ruda macho
Procedimiento:
  1. Escribe pensando el monto que deseas se te conceda en plata o metálico, en la bolsa de papel.
  2. Además, tendrás que escribir el motivo por el cual necesitas hacer el petitorio.
  3. Procede a doblar la bolsa en dos partes y la pondrás debajo del pequeño plato blanco.
  4. Ahora, enciende la vela verde, que puede ser de cualquier medida, sobre el plato.
  5. Alrededor del plato blanco coloca las ramas de ruda, cuidadosamente.
  6. Visualiza cada billete que tendrás en tus manos, al mismo tiempo que irás viendo la vela consumirse.
  7. Sigue haciendo planes económicos en tanto la vela siga ardiendo. Mentalízate que ya tienes el monto que pediste, en tu poder.
  8. Al extinguirse la vela recoge los restos de cenizas con el papel escrito y lo vuelves a poner en otra bolsa que esconderás celosamente en algún rincón de tu casa, donde sólo tú, la puedas ver.

3. Repuntando la economía con salvia

Este hechizo tiene la particularidad de obrar con rapidez, para casos en donde la urgencia, está en primer lugar. Es fácil, práctico y poniéndole fe, el éxito está asegurado.

Necesitarás:
  • Unas ramas de salvia
  • Cinco monedas plateadas
  • Un puñado de sal
  • Una vela color verde
  • Un bolígrafo verde
  • Un altar
  • Un plato pequeño
Procedimiento:
  • Escribe en la vela verde una cifra aproximada que necesitas recibir.
  • Piensa un monto razonable, porque el hechizo no se cumple si tu ambición excede los límites que ofrece el ritual.
  • Sobre el altar enciende la vela sobre un plato y dispone las cinco monedas sobre su lado derecho.
  • Deja que se llenen de energía los elementos y en tanto, abre el grifo de tu bañera.
  • Cuando esta esté por la mitad cargada, arrojarás dentro las monedas junto a la sal reservada.
  • Traslada la vela encendida, con sumo cuidado, y ubícala al frente de tu bañera.
  • Agrega a la tina las ramas de salvia y espárcelas dentro del agua.
  • Sumérgete en el agua y piensa con tus ojos entrecerrados en la plata que pronto tendrás en tus bolsillos.

¿Has visto cuántas posibilidades has encontrado aquí para salir a flote de tu crisis económica? Realiza cualquiera de estos conjuros y te sentirás mejor de ánimo y de billetes disponibles, en tu cartera o mochila. La magia verde te aguarda con todo su esplendor y generosidad… ¡No la hagas esperar!